Logros espaciales: beneficios para toda la sociedad

  • Sociedad

Logros espaciales: beneficios para toda la sociedad

Un total de 13 empresas españolas están implicadas en toda la misión europea COPERNICUS. Foto: ESA /ATG medialab
Un total de 13 empresas españolas están implicadas en toda la misión europea COPERNICUS. Foto: ESA /ATG medialab

Cada cierto tiempo se publican noticias sobre lanzamientos de nuevos satélites o sobre investigaciones que se realizan a cientos de kilómentros en la Estación Espacial Internacional (ISS) o incluso a millones de kilómetros, en planetas como Marte. Pero, ¿cuál es el beneficio que la sociedad obtiene de estos logros?

Para responder a esta pregunta, la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio (TEDAE) organizó ‘El espacio abierto’, un foro que reunió a expertos de los sectores aeronáutico y espacial, así como también de otros ámbitos profesionales, como la ingeniería, la asistencia en catástrofes o la divulgación científica, que señalaron los beneficios que la sociedad obtiene de la actividad espacial.

El evento, celebrado el 20 de septiembre en la Fundación Giner de los Ríos de Madrid, contó con la participación del astrofísico y director del planetario de Pamplona, Javier Armentia; el responsable TIC de la Unidad Militar de Emergencias, Rodolfo Arroyo; el director de Desarrollo Corporativo de Madrid 112, Jose María Rodríguez; el director adjunto deEFEfuturo/EFEverde, Pedro Pablo May; o el presentador de Tu Tiempo de Antena 3, Roberto Brasero, entre otros.

La importancia de comunicar

Los expertos conicidieron en señalar que los resultados del sector aeroespacial tienen impactos directos sobre la sociedad en campos como las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), la teledetección, internet o la asistencia en emergencias.

En su intervención, Javier Armentia puso enfasis en la importancia de transmitir a la sociedad los logros de la investigación aeroespacial, un punto que en su opinión las  “agencias espaciales han sabido entender”.

“El espacio es una historia de todos. Tenemos que reivindicar la narrativa y el avance de la era espacial. Podemos emocionar con la investigación espacial”, aseguró el astrofísico español durante su intervención, en la que también vaticinó que “regresaremos a la Luna” y “alcanzaremos Marte”, aunque no en un futuro próximo.

Satélites contra emergencias y la brecha digital

Además de tecnología e hitos espaciales también se debatió sobre la reducción de la brecha digital para la educación y el desarrollo, y los beneficios que las nuevas tecnologías del espacio -sobre todo los satélites- tienen para las situaciones de emergencia.

“España es una potencia en los sistemas de información de emergencias, de los que somos exportadores”, afirmó Rodolfo Arroyo.

En este sentido, destaca el servicio el Sistema de Información Geográfico del 112 –que recibió el Premio ESRI 2010- como un caso de éxito que ha suscitado la atención internacional y la visita de múltiples delegaciones de otros países.

Además, gracias a la nueva generación de satélites de telecomunicaciones, las zonas rurales pueden tener acceso rápido y fiable a Internet, y disponer de servicios de educación e incluso de asistencia médica.

El Espacio Abierto concluyó con un homenaje al director de cine Javier Aguirre, por su película El Astronauta, realizada en 1970.

España, con la vista en el espacio

Nuestro país está cada vez más concienciado con la exploración espacial. Actualmente  España preside el Consejo Ministerial de la Agencia Espacial Europea (ESA), un mandato que seguirá hasta 2019 y que deriva de la creciente aportación y actividad de nuestro país en los principales proyectos y operaciones europeos.

Y es que España es ya la quinta potencia espacial europea, gracias al desarrollo de un significativo tejido industrial en los últimos 15 años. Además, se trata de uno de los pocos países capaces de diseñar, fabricar y operar satélites completos.

Los tres sectores integrados en TEDAE alcanzaron una facturación de 10.700 millones de euros en 2016, lo que representa un 1% del PIB total de nuestro país -y el 6% del PIB industrial-, dando empleo a más de 55.000 profesionales de alta cualificación, según datos de la asociación.