El grueso de las tropas españolas que se incorporarán a la misión FINUL que desarrolla Naciones Unidas en la frontera sur de Líbano, 435 legionarios, partieron desde el aeropuerto de Almería para relevar al batallón de Infantería de Marina desplegado en dicho país. Foto: EFE/Carlos Barba 2006

Los cascos azules españoles destacados en Bosnia se encargaron de abrir uno de los puentes sobre el río Neretva, que comunica en Mostar los barrios croata y musulmán, este último aislado por el cerco de los croatas. Un soldado patrulla por la ciudad acompañado de unos niños. Foto: EFE/Kote/yv

Un soldado español juega con varios niños libaneses en el parque infantil situado en la aldea del sur del Líbano, Rob Tlatin, inaugurado por los cascos azules españoles en el Líbano, un proyecto que ha sido financiado por el Ministerio español de Defensa. Foto: EFE/Ronith Daher 2007

España, entre los países con más misiones internacionales desplegadas en el mundo

Nuestro país recuerda al teniente Muñoz Castellanos, primer militar español fallecido en misión internacional, en el 25ª aniversario de su muerte mientras cuenta actualmente con 3.095 militares desplegados en 17 misiones en el exterior en cuatro continentes.
24/05/2018

La incansable labor e implicación por la paz de nuestro país han hecho que España se haya convertido en uno de los países con más misiones internacionales desplegadas en el mundo. Y es que nuestras Fuerzas Armadas han ido asumiendo en los últimos años una mayor cantidad de responsabilidades militares aumentado sus operaciones en el exterior, siempre bajo el mandato de la OTAN, la ONU o la Unión Europea.

Actualmente, España cuenta con 3.095 militares desplegados en 17 misiones en cuatro continentes. Las más numerosas se encuentran en el Líbano, con 607 cascos azules, y en Irak, con 477 efectivos. Además, participa dentro de su compromiso con la OTAN vigilando las aguas del Mediterráneo y colabora en la defensa de los países bálticos y Turquía.

También está presente en todas las misiones militares que la Unión Europea desarrolla en el continente africano, con destacamentos en Malí, República Centroafricana, Somalia, Senegal y Gabón, así como en las operaciones que tratan de impedir el tráfico ilegal de personas en las aguas de Libia y en la lucha contra la piratería en el océano Índico.

Malí, Líbano, Irak, el Báltico…

Una de las más importantes es la que nuestras Fuerzas Armadas llevan a cabo en Malí desde 2013, donde España está al mando de la misión de paz y adiestramiento del ejército maliense con la participación de 292 militares españoles.

A día de hoy, la más antigua es la que ejercen en el Líbano. Desde 2006, los soldados españoles cumplen el mandato de la ONU para el cese de las hostilidades entre Hezbollah e Israel. Conjuntamente, acompañan y asisten a las Fuerzas Armadas libanesas en el sur del país y a lo largo de la separación entre ambos territorios, denominada Línea Azul.

Otra de las mayores misiones a las que España se ha sumado recientemente es el despliegue militar aliado en las fronteras de Lituania, Estonia y Letonia, instituida por la OTAN como medida de disuasión frente a Rusia. Letonia alberga el acuartelamiento de 337 efectivos españoles, mientras que en Lituania se encuentran 139 militares y seis cazas Eurofighter.

Desde 2015 España mantiene acantonados 149 militares y una batería antiaérea de misiles Patriot en el sur de Turquía, también bajo mandato de la OTAN. Su objetivo es la protección de la población civil frente a la amenaza de misiles balísticos desde Siria.

No muy lejos de allí, en Irak, el Ejército español colabora desde 2015 con la Coalición Internacional para el adiestramiento de las Fuerzas Armadas iraquíes y la derrota del Daesh. El grueso del contingente se encuentra en el centro de instrucción de Besmayah, el cual está comandado por nuestro país. Asimismo, los militares españoles también aleccionan a las fuerzas de operaciones especiales iraquíes en Bagdad y Tají.

Muñoz Castellanos, el primer militar fallecido

Recientemente, las Fuerzas Armadas españolas recordaron al teniente de infantería Muñoz Castellanos en el 25ª aniversario de su muerte, quien, trágicamente, se convirtió en el primer soldado nacional en perder la vida en una misión internacional. Fue en mayo de 1993 mientras se encontraba destinado en el también primer despliegue militar internacional en el que participaba nuestro país, en Bosnia.

Arturo Muñoz Castellanos tenía 28 años y pertenecía a la 5ª Bandera del Tercio “Duque de Alba” II de la Legión. Se encontraba junto con otros 700 compañeros de armas en una misión humanitaria durante la guerra de Bosnia, bajo mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Una granada de mortero le alcanzó mientras repartía plasma y medicamentos en un hospital de la ciudad de Mostar. Fue trasladado rápidamente al hospital militar Gómez Ulla de Madrid, pero tras empeorar de sus heridas falleció el 13 de mayo.

Una fecha fatídica que desgraciadamente no fue la última, porque desde entonces 159 soldados españoles han muerto fuera de nuestras fronteras mientras cumplían labores humanitarias y de seguridad internacional en distintos conflictos bélicos.