La inversión extranjera en España crece un 22%

  • Economía

La inversión extranjera en España crece un 22%

Planta de Mercedes-Benz en Vitoria. EFE/David Aguilar. (EFE)
Planta de Mercedes-Benz en Vitoria. EFE/David Aguilar. (EFE)

La apuesta de los inversores internacionales por España es patente. La Inversión Extranjera Directa (IED) creció en nuestro país un 22% en 2016 (de 23.283 millones de euros a 28.281 millones), lo que nos coloca entre los principales destinos de la OCDE de la inversión directa internacional del pasado año.

España, EE.UU., Reino Unido, Australia, Bélgica, Francia, Canadá y Países Bajos son los únicos países de la OCDE que en 2016 superaron los 30.000 millones de dólares (27.568 millones de euros) de inversión directa extranjera, según el último informe publicado por este organismo.

El dato positivo registrado por España está en consonancia con los recogidos para el conjunto de la Unión Europea y los países del G20, en los que la IED aumentó un 17% y un 21%, respectivamente. Por otro lado, contrasta con el de la inversión directa extranjera a nivel global, que disminuyó un 7% en comparación con el dato de 2015.

El creciente ritmo inversor registrado en España se ha extendido también a 2017, en el que se han superado los 6.000 millones de euros sólo en el primer mes del año. Esta cifra, impulsada según los expertos por la estabilidad política y las previsiones de crecimiento para España, supera todas las perspectivas e incluso supera a la registrada en el último trimestre de 2016.

Resurgimiento económico

Además, la consultora internacional A.T. Kearney sitúa a España en el puesto número 11 en su informe anual sobre el atractivo de los 25 principales países para la inversión extranjera (‘The 2017 A.T. Kearney Foreign Direct Investment Confidence Index’), lo que representa una subida de dos puestos respecto a 2016 (9º) y 6 más que en 2015 (17º).

El informe incide en el destacable “resurgimiento económico” de España en una situación de inestabilidad política –con un gobierno en funciones durante más de 300 días- y la rápida recuperación del sector inmobiliario y de infraestructuras, donde se concentra gran parte de la inversión extranjera.

Otro de los factores que señalan en este informe es la previsión de crecimiento de España en 2017, que a día de hoy está en un 2,6% del PIB según la actualización realizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en abril, lo que significa que España registrará el mayor crecimiento del año entre las grandes economías mundiales.

El primer inversor en España es Estados Unidos y los inversores americanos sitúan a nuestro país como su sexto destino predilecto.

Confianza y optimismo

Las previsiones optimistas han calado en la confianza de los inversores y las empresas. Según el FDI Confidence Index, el 28% de los encuestados se muestra más optimista que hace un año sobre las perspectivas económicas de los próximos tres ejercicios.

Por otro lado, el 95% de las multinacionales aumentarán o mantendrán sus inversiones en España en 2017, según el último “Barómetro del clima de negocios en España desde la perspectiva del inversor extranjero”.